Una estrella más antigua que nuestro Sistema Solar

Una reciente investigación de la NASA estima que Trappist-1, la estrella enana ultra-fría en la que orbitan siete planetas del tamaño de la Tierra, es más vieja que nuestro sistema solar, con una edad de entre 5.4 y 9.8 millones de años.

De acuerdo con la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés), no está claro qué significa esa edad para los planetas habitables, ya que las estrellas más antiguas son menos que las estrellas más jóvenes.

“Nuestros resultados ayudan a limitar la evolución del sistema TRAPPIST-1, porque debe haber persistido durante miles de millones de años, lo que significa que los planetas tuvieron que evolucionar juntos, de lo contrario el sistema se habría desmoronado hace mucho tiempo”, explicó el astrónomo de la Universidad de California, en San Diego, Adam Burgasser.

Burgasser y el investigador adjunto del programa de Exploración Exoplanetaria de la NASA, Eric Mamajek, confirmaron que TRAPPIST-1 es relativamente tranquila comparada con otras estrellas enanas ultra-frías.

No obstante, dado que los planetas se encuentran tan cerca de la estrella, han absorbido durante miles de millones de años alta radiación, lo que podría haber hecho hervir las atmósferas y grandes cantidades de agua.

En su página de Internet, la agencia pone como ejemplo a Marte, un planeta que en el pasado pudo haber tenido agua líquida en su superficie, el cual perdió la mayor parte del vital líquido y su atmósfera por la radiación de alta energía del Sol durante miles de millones de años.

Sin embargo, la vejez no determina que la atmósfera de un planeta fue erosionada. Dado que los planetas de TRAPPIST-1 tienen densidades menores que la Tierra, es posible que grandes depósitos de moléculas volátiles como el agua pudieran producir ambientes gruesos para proteger a las superficies planetarias de la radiación.

Las condiciones antes mencionadas podrían ser contraproducentes en un proceso de “invernadero fugitivo”, en el que la atmósfera se vuelve tan gruesa que la superficie del planeta se sobrecalienta como en Venus, destacó la NASA.

“Si hay vida en esos planetas, especularía que tiene que ser una vida dura, porque tiene que ser capaz de sobrevivir durante miles de millones de años a algunos escenarios potencialmente difíciles”, aseguró Burgasser.

Entre los métodos empleados por los científicos para determinar la edad de TRAPPIST-1, incluyeron la velocidad con que la estrella se mueve en su órbita alrededor de la Vía Láctea, las estrellas más rápidas tienden a ser más viejas.

Así como la composición química de su atmósfera y el número de bengalas TRAPPIST- 1 durante los períodos de observación, las cuales apuntaron a que se trata de una estrella más antigua que nuestro Sol.

La agencia expone que mediante futuras observaciones con el Telescopio Espacial Hubble y el próximo Telescopio Espacial James Webb se podría revelar si los planetas que orbitan a Trappist-1, la estrella enana ultra-fría, tienen atmósferas y si estas son como las de la Tierra.

Fuente: Notimex

SkyAlert

By | 2017-08-16T00:25:27+00:00 agosto 15th, 2017|Astronomía, Exploración Espacial, Sistema Solar, Universo|0 Comments

Leave A Comment