Los vientos del Diablo y la destrucción masiva en California

Ha sido un tipo de vientos específicos los que han causado los más fuertes incendios en la historia de California, Estados Unidos. Hasta el momento, se reporta la muerte de al menos 31 personas y la causa, según explica Jan Null, profesor de meteorología de la Universidad Estatal de San José y especialista por más de 40 años del National Weather Service, son unos vientos muy comunes en esta época del año y que provienen del área de la Bahía de San Francisco.

Por supuesto que los vientos funcionan como funciona cualquier viento, solo que estos viajan a 110 kilómetros por hora y, cuando alcanzaron el fuego, decidieron alimentarlo para devastar a toda la zona vinícola de California. Se les conoce como vientos del Diablo. “Lo que los hace peculiares es que es una masa de aire muy seca y muy caliente, que desciende desde los macizos montañosos hasta la zona costera. Como son vientos cálidos y que originan ráfagas muy fuertes son proclives a esparcir los incendios”, explica Null.

Null dice que estas corrientes, al oscilar desde la tierra hacia la costa, suelen ser una especie de reversión de los vientos frescos y húmedos que generalmente soplan el resto del año desde el mar hacia el interior de la zona continental.

El nombre tan particular proviene de dos hechos que forman una gran coincidencia. Por una parte, como se originan en la Gran Cuenca, al llegar a la zona de la bahía parece que soplan desde el Monte Diablo, una montaña llena de leyendas y misterios desde los tiempos de la Conquista española. Por otra parte, son vientos que generalmente se asocian a los incendios que suelen afectar durante los otoños a California.

“Es un nombre que se hizo muy popular a partir de los incendios de Oakland en 1991. Muchas personas asociaron aquellas escenas del fuego con los relatos que conocemos sobre el infierno. Algo similar a lo que estamos viendo ahora. Y desde entonces, estos vientos cálidos y secos del nordeste que parecen venir del Monte Diablo han pasado a llamarse popularmente así”, indica Null.

Por su parte, Daniel Swain, especialista en clima en la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) explica que este año las condiciones para los incendios fueron ideales desde todas las aristas. A finales de 2016, California tuvo uno de los inviernos más húmedos de los últimos años.

“Esto a su vez actuó de forma negativa, porque después de una época de gran sequía, vino este invierno con mucha lluvia. Esto hizo que creciera la vegetación. Luego vino un verano muy cálido, con temperaturas muy altas, lo que hizo que las condiciones para un gran incendio fueran muy favorables”, sostiene Swain.

Esto, asegura, provocó que la llegada repentina de los vientos del Diablo propiciara un fuego de esta magnitud. De acuerdo con Null, lo peor de lo que está sucediendo ahora en la región del vino de California no son los incendios en sí, sino que por primera vez han llegado a zonas altamente habitadas. Las previsiones, según Swain, no son nada halagüeñas. Los vientos del Diablo siguen soplando con inusual intensidad y se espera que continúen así durante el fin de semana.

Lo otro es que estos vientos no sólo contribuyen a expandir el fuego, sino que arrastran todo el humo producido hasta otras regiones a donde el fuego no ha llegado y donde no se espera su presencia.

Las autoridades decretaron alertas por la calidad del aire en la áreas de la bahía, mientras en ciudades más distantes, como San Francisco, ya comenzaron a llegar las corrientes de humo. Localidades enteras, como Calitoga, fueron evacuadas. “Desafortunadamente, están dadas las condiciones para que esto se convierta en un fenómeno sin precedentes”, asegura Swain.

BBC Mundo.

SkyAlert Storm

Facebook Comments
By | 2017-10-14T15:51:57+00:00 octubre 13th, 2017|Desastres, Ecología & Medioambiente, Incendios|Comentarios desactivados en Los vientos del Diablo y la destrucción masiva en California