Incrementa a 176 la cifra de muertos en Japón debido a las fuertes lluvias

/, Inundaciones/Incrementa a 176 la cifra de muertos en Japón debido a las fuertes lluvias

Incrementa a 176 la cifra de muertos en Japón debido a las fuertes lluvias

Este martes, rescatistas estaban en una batalla campal contra el tiempo para salvar a docenas de personas que permanecen desaparecidas días después de que lluvias torrenciales comenzaron a inundar el oeste de Japón, lo que provocó desprendimientos de tierra que dejaron al menos 176 personas muertas.

Lee también:

Inundaciones serán la principal causa de desplazamientos para 2040

Yoshide Suga, jefe del gabinete de gobierno anunció el número de fallecidos este martes, y por la tarde el gobierno informó que más de 50 personas permanecen desaparecidas, la mayoría de ellas en la zona más afectada de Hiroshima.

Los esfuerzos de búsqueda y rescate continúan en las prefecturas de Hiroshima y Okayama, así como en las áreas vecinas, a pesar de transcurrir el crucial periodo de 72 horas después de las cuales, las probabilidades de encontrar a sobrevientes disminuyen de forma significativa.

Las llvuas récord desencadenaron una serie de deslizamientos de tierra e inundaciones en una amplia región desde el viernes por la tarde hasta este sábado, elevando el número de gallecidos al n´´umero más alto desde un desastre natural relacionado con la lluvia desde 1982.

Rescatistas intensificaron los esfuerzos de búsqieda en Hiroshima, donde los derrumbes masivos provocaron la muerte de más de 50 personas y la desaparición de otro tanto.

Este martes, se emitió una nueva orden de evacuación para residentes de la ciudad de Fuchu, después de que el río Enoki que atraviesa la ciudad se desbordó con bloqueos de madera flotando en su cauce.

Alrededor de mil rescatistas buscan en las áreas inundadas de la ciudad de Kurashiki en la prefectura de Okamaya, y personas atrapadas en sus hogares. Más de 20 murieron en esta ciudad después de que diques fluviales colapsaran e inundaran alrdededor de 4 mil 600 casas.

El calor abrasador que siguió a las lluvias también comenzó a afectar la salud de los evacuados, y muchos no pudieron bañarse o llegar a los hospitales para obtener medicamentos, en muchos csos necesarios.

En una escuela primaria en el área de Mabicho en Kurasaki, donde se han refugiado unas 200 personas, más de 10 mil ventiladores eléctricos fueron puestos en operación ante las altas temperaturas.

“Mi cuerpo está pegajoso porque no me he bañado y dejé mis gafas y no puedo ver nada”, dijo una mujer de unos 70 años, que fue rescatada por personal de las Fuerzas de Autodefensa tras quedar atrapada en su casa con el agua hasta el pecho.

Durante una reunión de la unidad de respuesta a crisis del gobierno en Tokio el martes, el primer ministro Shinzo Abe se comprometió a proporcionar rápidamente ayuda de emergencia mediante el aporte de fondos de reserva y eludiendo las solicitudes de los gobiernos locales.

“Evaluaremos las necesidades de las víctimas e impulsaremos una reconstrucción rápida”, prometió Abe.

Para abordar la escasez de alimentos y agua en áreas afectadas por desastres, Abe dijo que los camiones que transportan suministros a tiendas de conveniencia y otros minoristas serán tratados como vehículos de emergencia.

Suga dijo en una conferencia de prensa que se espera que el gobierno dirija aproximadamente 2 mil millones de yenes en fondos de reserva para el esfuerzo de socorro, que incluye la adquisición de agua, alimentos, aire acondicionado y baños portátiles.

Abe dijo en una reunión aparte que visitará la prefectura de Okayama el miércoles para ver el daño de primera mano y discutir las necesidades de los municipios directamente con ellos.

Mientras tanto, el ministro de Economía, Comercio e Industria, Hiroshige Seko, dijo que su ministerio enviará 13 camiones cisterna a la ciudad costera de Kure para abordar la escasez de gasolina y petróleo.

Aunque el gobierno todavía no ha establecido completamente el alcance del daño, alrededor de 347 casas fueron destruidas total o parcialmente y 9 mil 868 viviendas se inundaron hasta el martes por la mañana, de acuerdo con la Agencia de Manejo de Incendios y Desastres.

Se espera que las cifras aumenten sustancialmente, ya que las autoridades municipales aún no han terminado sus propias evaluaciones de daños.

Los suministros de electricidad fueron cortados en unas 51 mil casas en seis prefecturas, y unas 269 mil 672 casas sufrieron cortes de agua en 12 prefecturas en el oeste del país a partir del lunes por la noche, dijo el gobierno.

Los aguaceros también afectaron a las empresas, aunque algunas ya reanudaron las operaciones suspendidas.

Con información de The Japan Times.

Facebook Comments
By | 2018-07-10T22:26:15+00:00 julio 10th, 2018|Desastres, Inundaciones|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment