Los otros muros pensados para contener el deshielo de glaciares

/, Cambio Climático, Ecología & Medio Ambiente, Glaciares, News/Los otros muros pensados para contener el deshielo de glaciares

Los otros muros pensados para contener el deshielo de glaciares

El rápido colapso de algunos de los glaciares más grandes del mundo debido al cambio climático tendrá consecuencias devastadoras para las costas de nuestro planeta debido al aumento del nivel del mar y, para agravar este problema, muchas de estas costas están muy pobladas y desarrolladas.

De esta manera, una propuesta reciente, publicada por primera vez en The Atlantic, apunta a evitar una catástrofe potencial recurriendo a la geoingeniería mediante la construcción de muros subacuáticos masivos, llamados alféizares, que se construirían donde los glaciares se encuentran con el océano en la Antártida y Groenlandia.

La idea es el trabajo de Michael Wolovick, un investigador postdoctoral de glaciología de la Universidad de Princeton. La singularidad de la propuesta de geoingeniería de Wolovick es centrarse en una consecuencia del cambio climático -en este caso, el aumento del nivel del mar como resultado del colapso glacial- en lugar de centrarse en la disminución de los gases de efecto invernadero (GEI), la causa raíz del cambio climático.

Muchas propuestas de geoingeniería intentan desacelerar o incluso revertir el aumento de las temperaturas de la Tierra como una alternativa para reducir las emisiones de GEI. Algunos proponen agregar aerosoles como el dióxido de azufre a la atmósfera, o aumentar la reflectividad de las nubes, para reducir el calentamiento atmosférico. Otros exploran formas de capturar y secuestrar carbono.

No obstante, Wolovick fundamenta su propuesta haciendo referencia a las implicaciones sociales que a gran escala puede tener el colapso glacial, dadas las escalas relativamente pequeñas de glaciares que quedan. El llamado “glaciar apocalíptico”, Thwaites de la Antártida occidental, tiene solo 100 kilómetros de ancho, por ejemplo, pero su colapso podría desestabilizar rápidamente grandes partes de la capa de hielo de la Antártida occidental, lo que podría conducir a un aumento del nivel del mar de hasta 13 pies en algunas partes del mundo.

El plan de Wolovick comenzó con un proyecto de ingeniería de escala sin precedentes: la construcción de paredes submarinas gigantes, compuestas de una capa interna como arena y una capa exterior de rocas. Estas paredes se construirían estratégicamente en la línea de tierra, donde el borde de un glaciar se encuentra con el océano, y particularmente en los glaciares más inestables del mundo.

Estas paredes se construirían principalmente en la Antártida y Groenlandia, donde muchos glaciares se extienden más allá de la tierra para flotar en el océano. Los glaciares que se extienden desde la tierra hacia el océano están expuestos tanto al calentamiento del aire como al del agua. El agua de mar más cálida derrite estos glaciares desde abajo, además de la fusión que se produce desde el aire de arriba, lo que hace que se derritan más rápido que los glaciares confinados únicamente a la tierra.

Aquí es donde entrarían en juego los muros construidos en el fondo del océano. Una vez en su lugar, estas barreras “‘bloquearían’ el agua caliente para reducir la velocidad de fusión, y también para proporcionar puntos de fijación que la plataforma de hielo pueda volver a moler a medida que se espese”, afirma Wolovick. Además, debido a que los glaciares ya están flotando, las paredes evitarían que el agua caliente se mueva hacia el interior y aumente las tasas de derretimiento ahí.

La viabilidad de los muros depende de su diseño. El modelado por computadora de Wolovick se encuentra en sus etapas iniciales, pero algunos modelos muestran que los glaciares se estabilizan después de que las paredes se ponen en su lugar, con algunos glaciares ganando en masa.

Esta posible estabilización daría algo de tiempo para actuar de manera decisiva en la adaptación al aumento del nivel del mar y quizás permitir la prevención del colapso desastroso de la capa de hielo. Aún así, Wolovick admite que se necesita hacer mucho más trabajo en el futuro, incluido el desarrollo de mejores modelos oceánicos para ver si las paredes contendrían el agua más cálida de la manera prevista, permitiendo que se estabilice el glaciar.

Por su parte, Lukas Arenson, ingeniero geotécnico principal de BGC Engineering Inc., dijo que si bien la propuesta tiene el potencial de frenar el derretimiento de los glaciares, todavía está en sus primeras etapas, y hay muchas preguntas que deben ser respondidas antes de la implementación.

Una de las preocupaciones principales de Arenson es “los enormes costos para construir tal umbral o dique de una manera estable en estas áreas, ya que requiere algunos grandes esfuerzos de ingeniería y construcción”. Wolovick admite que su propuesta requeriría colocar una gran cantidad de material en frente de los glaciares, especialmente para los más anchos como los Thwaites.

También habría una serie de cuestiones de ingeniería que deben abordarse. Primero, los cimientos de las paredes deberían estar bien protegidos. Esta protección podría tomar la forma de cantos rodados y elementos de concreto o alféizares adicionales construidos en frente o en ángulo con el alféizar principal, para redirigir las corrientes que podrían comprometer su efectividad, según Arenson.

En segundo lugar, el lecho marino sobre el que se construirían las paredes podría ser “bastante inestable y blando en los lugares, por lo que colocar relleno adicional para un alféizar puede ser extremadamente desafiante, lo que podría causar algunas inestabilidades locales”, agregó Arenson. Finalmente, Wolovick declara que puede ser necesario construir la pared “debajo de plataformas de hielo flotantes, o en las cercanías de una densa mezcla de icebergs”. Estos esfuerzos harían aún más difícil lo que ya sería un proyecto de megaingeniería.

No obstante, y a medida que el cambio climático avanza y los glaciares en todo el mundo continúan fundiéndose, los niveles mundiales del mar se disparan. Un estudio reciente proyecta un aumento de 80 a 150 centímetros (cerca de cinco pies) para el 2100, lo que inundaría la tierra actualmente habitada por 153 millones de personas. Esta propuesta de geoingeniería de ninguna manera resolverá todos los problemas asociados con el cambio climático, como las emisiones humanas ininterrumpidas de gases de efecto invernadero, pero con millones de personas viviendo a lo largo de las costas, podría proporcionar a la humanidad algo que parece siempre escaso: tiempo.

Phys.

Facebook Comments
By | 2018-02-08T10:05:22+00:00 febrero 8th, 2018|Calentamiento Global, Cambio Climático, Ecología & Medio Ambiente, Glaciares, News|Comentarios desactivados en Los otros muros pensados para contener el deshielo de glaciares

About the Author: