¿Qué puede enseñar Oumuamua sobre el espacio interestelar?

/, Exploración Espacial, NASA, News, Sistema Solar, Universo/¿Qué puede enseñar Oumuamua sobre el espacio interestelar?

¿Qué puede enseñar Oumuamua sobre el espacio interestelar?

Oumuamua, el primer objeto interestelar visto en nuestro sistema solar, está dando a los científicos una nueva perspectiva sobre el desarrollo de los sistemas planetarios.

Un nuevo estudio desarrollado por un equipo de astrofísicos del Goddard Space Flight Center de la NASA calcula como el asteroide encaja en lo que se sabe sobre cómo se forman los planetas, los asteroides y los planetas.

En octubre de 2017 un equipo de astrónomos que trabajaba con el Telescopio Panorámico de Investigación y el Sistema de Respuesta Rápida (Pan-STARRS1, por sus siglas en inglés) detectaron a Oumuamua, un objeto que pasaba a toda velocidad por nuestro sistema solar.

Los científicos del Minor Planet Center, confirmaron que fue el primer objeto de origen interestelar que hemos visto. El equipo lo denominó con ese nombre que significa “un mensajero de lejos que llega primero” en hawaiano.

Oumuamua es un “objeto que probablemente fue expulsado de un sistema estelar distante“, explica Elisa Quintana, astrofísica de Goddard. “Lo que es interesante es que este solo objeto volando tan rápido puede ayudarnos a restringir algunos de nuestros modelos de formación de planetas”.

El 19 de septiembre, Oumuamua aceleró más allá del Sol a aproximadamente a 315 mil 400 kilómetros por hora, lo suficientemente rápido como para escapar de la atracción gravitacional del Sol y liberarse del sistema solar, para nunca regresar.

Por lo general, un objeto que viaja a una velocidad similar sería un cometa que cae hacia el sol desde el sistema solar exterior. Los cometas son objetos helados que oscilan entre el tamaño de una casa y muchos kilómetros de ancho.

Pero generalmente arrojan gas y polvo cuando se acercan al Sol y se calientan. Oumuamua no lo hizo. Algunos científicos interpretaron que esto significa que Oumuamua era un asteroide seco.

Planetas y planetesimales, objetos más pequeños que incluyen cometas y asteroides, se condensan en discos de polvo, gas y hielo alrededor de estrellas jóvenes. Los objetos más pequeños que se forman más cerca de estrellas son demasiado calientes para tener hielo superficial estable y convertirse en asteroides, explica la NASA en su página de internet.

Por su parte, los objetos que se forman más lejos utilizan el hielo como un bloque de construcción y se convierten en cometas. La región donde se desarrollan los asteroides es relativamente pequeña.

“El total de regiones lo suficientemente calientes para eso (la formación) es casi cero”, explica el autor principal del estudio Sean Raymond, astrofísico en el Centro Nacional Francés de Investigación Científica y la Universidad de Burdeos.

“Son estas pequeñas regiones circulares alrededor de las estrellas. Es más difícil expulsar esas cosas porque están más unidas gravitacionalmente a la estrella. Es difícil imaginar cómo Oumuamua podría haber sido expulsado de su sistema si comenzara como un asteroide”.

La distancia desde una estrella más allá de la cual el hielo permanece en ese estado, incluso si está expuesta a la luz solar, se denomina línea de nieve o línea de hielo. En nuestro propio sistema solar, por ejemplo, los objetos que se desarrollaron a tres veces la distancia entre el Sol y la Tierra habrían estado tan calientes que perdieron toda su agua.

“Si comprendemos correctamente la formación de planetas, el material eyectado como Oumuamua debería ser predominantemente helado”, afirma Thomas Barclay, astrofísico de Goddard y la Universidad de Maryland.

“Si vemos poblaciones de estos objetos que son predominantemente rocosas, nos dice que tenemos algo mal en nuestros modelos”.

De esta forma los científicos sospechan que la mayoría de los planetesimales eyectados provienen de sistemas con planetas gaseosos gigantes. La atracción gravitacional de estos planetas masivos puede arrojar objetos fuera de su sistema y hacia el espacio interestelar.

 

Así, los investigadores calcularon la cantidad de objetos interestelares que deberíamos ver, según las estimaciones de que un sistema estelar probablemente expulsa un par de masas de tierra durante la formación del planeta.

Los resultados de la investigación fueron publicados en la revista de la Royal Astronomical Society.

“A pesar de que este objeto estaba volando a través de nuestro sistema solar, tiene implicaciones para los planetas extrasolares y la búsqueda de otras Tierras”, concluye Quintana.

NASA.

Facebook Comments
By | 2018-03-29T17:49:13+00:00 marzo 29th, 2018|Astronomía, Exploración Espacial, NASA, News, Sistema Solar, Universo|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment