En millones de años el Cuerno de África podría separarse del continente

/, La Tierra, News, Volcanes/En millones de años el Cuerno de África podría separarse del continente

En millones de años el Cuerno de África podría separarse del continente

Desde el pasado 18 de marzo una grieta de gran extensión ha aparecido en la región africana conocida como el Valle del Rift. Su extensión supone, de acuerdo con algunos investigadores, el inicio de la separación del Cuerno de África del resto del continente.

Hace aproximadamente 138 millones de años, América del Sur se separó de África, un fenómeno que podría volver a ocurrir, también dentro de millones de años pero esta vez en el Cuerno de Africa.

En Mai Mahiu, un pequeño poblado a 50 kilómetros de Nairobi, al capital de Kenia, la grieta empezó a crecer tras una semana de lluvias intensas e inundaciones en la región, acompañada de actividad sísmica.

De acuerdo con la geóloga Lucía Pérez Díaz, la zona Del Valle del Rift que podría separarse abarca “desde el Golfo de Adén en el norte hasta Zimbabwe en el sur, dividiendo la placa africana en dos partes iguales: la somalí y la nubia”, como lo señala en un ensayo publicado en The Conversation.

Pérez Díaz sostiene que “la actividad a lo largo de la rama oriental del Valle del Rift, que corre a lo largo de Etiopía, Kenia y Tanzania, se hizo evidente cuando la gran fisura apareció repentinamente en el suroeste de Kenia”.

Pero la historia de esta separación no es reciente. Cuando menos hace 30 millones de años en la región de Afar en Etiopía inició el proceso de fractura por el cual ahora se cree que el continente se dividirá.

La fractura de Afar se extiende hacia Zimbabue un promedio de 2.5 a 2 centímetros por año, y en Afar, la capa exterior sólida de la Tierra conocida como litosfera, ha disminuido casi hasta la ruptura completa.

Pérez Díaz de Royal Holloway en la Universidad de Londres, sostiene que las rupturas ocurren cuando la litosfera está sujeta a una fuerza de extensión horizontal que la estira y la adelgaza. Eventualmente, se rompe lo que lleva a la formación de la ruptura.

Dicho proceso es acompañado de manfiestaciones superficiales a lo largo del Valle del Rift, en el caso de África, y se refleja en forma de actividad volcánica y sísmica. Las fracturas como la que ahora mismo ocurre en este lugar son la etapa inicial de una ruptura continental, y cuando concluyen llevan a la formación de una cuenca océanica.

De hecho, explica Díaz Pérez, el claro ejemplo de esto es el hecho de cómo se formó el océano Atlántico Sur, resultado de la ruptura entre América del Sur y África hace 138 millones de años. Es por eso que el área de Brasil en Sudamérica coincide con la costa occidental africana como en un rompecabezas.

La ruptura continental requiere de fuerzas de extensión lo suficientemente grandes como para romper la litosfera. El caso del Valle del Rift, se describe como un tipo de grieta activa en el que la fuente de la tensión está en la circulación del manto subyacente a la litosfera.

De esta forma, debajo de la grieta, el aumento de una gran parte del manto está moviendo la litosfera hacia arriba provocando que ésta se debilite a causa del aumento de la temperatura y que se someta a estiramientos que poco a poco se van rompiendo en las fallas.

La evidencia de la existencia de esta área del manto mucho más caliente de lo normal se ha encontrado en datos geofísicos y a menudo, se le conoce como el “Superswell” africano. Dicha área no solo es una fuente ampliamente aceptada de las fuerzas de separación que dan como resultado la formación del Valle del Rift, sino que también, explica la topografía anómalamente alta de las mesetas del sur y el este de África.

En el caso del sistema del este de África, se pueden ver claramente desde el espacio una serie de valles de grietas alineados, separados unos de otros por grandes fallas de delimitación.

Así, el Valle del Rift en África Oriental es único porque permite a los científicos observar las etapas de fisuración de la tierra a lo largo de su longitud. Mientras que hacia el sur la brecha es joven, las tasas de extensión son bajas y las fallas ocurren en áreas más amplias, en el norte la expansión es más rápida. En el sur, tanto vulcanismo como sismicidad son limitados.

Hacia la región de Afar, sin embargo, todo el fondo del Valle del Rift está cubierto de rocas volcánicas. Esto sugiere que, en esta área, la litosfera se ha reducido casi hasta el punto de la ruptura completa. Cuando esto sucede, un nuevo océano comenzará a formarse mediante la solidificación del magma en el espacio creado por las placas rotas.

Eventualmente, durante un período de decenas de millones de años, la propagación del lecho marino progresará a lo largo de toda la brecha. El océano se inundará y, como resultado, el continente africano se hará más pequeño y habrá una gran isla en el Océano Índico compuesta por partes de Etiopía y Somalia, incluido el Cuerno de África.

The Conversation.

Facebook Comments
By | 2018-04-05T12:37:20+00:00 abril 5th, 2018|Geología, La Tierra, News, Volcanes|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment