El problema de grandes dimensiones de México y el agua

/, Ecología & Medio Ambiente, La Tierra, News/El problema de grandes dimensiones de México y el agua

El problema de grandes dimensiones de México y el agua

En México, 103 de los 653 acuíferos están sobreexplotados, y entre el 30 al 50 por ciento del agua para abastecimiento se pierde en fugas tanto en la red hidráulica como en domicilios. Mientras que el agua es un bien público que escasea cada vez más, la aternativa es el rehúso y el reciclaje.

De acuerdo con María Teresa Orta Ledesma, investigadora en el Intituto de Ingeniería de la UNAM, “necesitamos métodos eficientes de tratamiento de aguas residuales para tener más líquido posible”.

Según datos de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), el mayor consumo de agua se debe a la ineficiencia en las prácticas de irrigación agrícola, al desarrollo industrial y a malos hábitos de consuma, destacó por su parte Luis Francisco Sañudo Chávez también del Instituto de Ingeniería de la Máxima Casa de Estudios.

En conferencia en el Instituto, los ingenieros destacaron que en materia de agua residual el Instituto Nacional de Estadística y Geografía reportó que de los mil 457 municipios y delegaciones del país, solamente el 34 por ciento (827) cuentan con servicios de tratamiento de aguas residuales.

Al respecto de la distribución desigual del agua en el mundo, María Luisa Torregrosa, coordinadora de la Red del Agua en la Academia Mexicana de las Ciencias, consideró que el problema del agua requiere de trabajo interdisciplinario que además de la ciencia y tecnología, considere aspectos sociales, económicos y culturales.

En los países en desarrollo como México, se espera que en los próximos 20 años se registre un importante crecimiento de la población urbana, lo que repercutirá en la creciente demanda de servicios de agua y saneamiento.

Al respecto, Torregrosa dice que actualmente la mitad de la población mundial vive en ciudades y que dentro de dos décadas, casi cinco millones de personas lo hará. Mientras tanto, la escasez de agua afecta a más del 40 por ciento de los habitantes del planeta, una cifra que crecerá conforme aumenten las temperaturas globales producto del cambio climático.

“Aunque dos mil 100 millones de personas han conseguido acceso a mejores condiciones de agua y saneamiento desde 1990, la decreciente disponibilidad del recurso potable es un problema que aqueja a todos los continentes”, lamentó Torregrosa.

En el mundo, 700 millones de personas no tienen acceso al agua limpia para cubrir sus necesidades básicas, y 27 por ciento de los habitantes de países en desarrollo no tiene acceso a agua corriente en su casa.

De esta forma, Torregrosa destacó que la inequidad social y la distribución desigual del agua por ingresos en países como México es un grave problema.

En otro tema, el historiador Roberto Llanas Fernández, criticó el desarrollo de ingeniería hidráulica actual en México y destacó el tema de la Ciudad de México en donde “en la era moderna las calles y urbes han crecido por encima de las fuentes del líquido, sin ningún respeto al recurso natural y con una enorme demanda humana. Se entubaron los ríos Churubusco, La Piedad, Becerra y Los Morales”, ejemplificó.

Por eso, Llanas Fernández destaca la desarrollada ingeniería hidráulica y civil con la que contaron los pueblos prehispánicos, como en el caso de los aztecas que fundaron la ciudad de Tenochtitlán sobre el agua.

Llanas relató que hacia el año 1535 se hicieron los primeros ejes básicos de la red subterránea de agua en la Ciudad de México. “Desde las lluvias torrenciales de 1555 se incrementó la ingeniería”, documentó.

Mientras en el virreinato hubo desarrollos como acueductos y el manejo de ríos con cauces artificiales. Por ello, Llanas pidió a expertos en ingeniería hidráulica repensar la tecnología para aprovechar este recurso vital en la actualidad.

Este año, en el marco de la celebración del Día Mundial del Agua, la ONU estableció el inicio de la Década del Agua para el Desarrollo Sostenible. De acuerdo con Antonio Guterres, titular de la ONU, “Para el año 2050, al menos una de cada cuatro personas vivirá en un país donde la falta de agua dulce será crónica o recurrente”.

Guterres recalcó que sin una gestión efectiva de los recursos hídricos se corre el riesgo de intensificar las disputas entre las comunidades e incluso aumentar las tensiones entre las naciones.

Facebook Comments
By | 2018-04-06T18:41:31+00:00 abril 6th, 2018|Cambio Climático, Ecología & Medio Ambiente, La Tierra, News|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment