Cuantifican por primera vez la huella de carbono asociada al turismo

/, Cambio Climático, Ecología & Medio Ambiente, La Tierra, News/Cuantifican por primera vez la huella de carbono asociada al turismo

Cuantifican por primera vez la huella de carbono asociada al turismo

Es la primera vez que un equipo de investigadores logra cuantificar la huella de carbono producida o asociada al turismo: desde vuelos hasta los llamados “recuerditos”, los investigadores han revelado un importante contribuyente a las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI).

Lee también:

Regiones tropicales pobres sufrirán más los embates del calentamiento global

De acuerdo con la investigación, son las pequeñas islas las que traen consigo una parte desproporcionada de las emisiones de carbono teniendo en cuenta a su pequeña población. El fenómeno ocurre debido a las llegadas internacionales de vuelos, mientras que Estados Unidos es el responsable de la mayoría de emisiones generadas por el turismo en general.

El estudio está liderado por un grupo de investigación acerca de las cadenas de suministro integradas dentro de la Universidad de Sidney en Australia y encontró que la huella de carbono del turismo es cuatro veces mayor que las estimaciones hechas en el pasado, debido al crecimiento del comercio internacional.

De hecho, la investigación revela que la actividad turística sería responsable de casi una décima parte de las emisiones de gases de efecto invernadero en el mundo.

De esta forma, los realizadores del estudio recomiendan la asistencia tanto financiera como técnica que permita ayudar a compartir las cargas en la emisión de gases de efecto invernadero para minimizar impactos como el aumento del nivel del mar en zonas insulares y el impacto de la contaminación en destinos exóticos vulnerables.

Al respecto, la recomendación clave, señalan estos investigadores, sería volar menos, y pagar más por ello.

Los resultados de la investigación son publicados en la revista Nature Climate Change en un artículo que lleva por título “La huella del carbono en el turismo global”.

Arunima Malik, principal autora del estudio, señaló que la investigación tomó alrededor de un año y medio en completarse y que incorporó el análisis de más de mil millones de cadenas de suministro en el mundo y sus impactos en la atmósfera.

“Nuestro análisis es una visión mundial del verdadero costo del turismo, incluidos los consumibles como la comida y los recuerdos, es una evaluación completa del ciclo de vida del turismo mundial, asegurando que no perdamos de vista ningún impacto”, explica Malik.

“Esta investigación llena un vacío crucial identificado por la Organización Mundial del Turismo y la Organización Meteorológica Mundial para cuantificar, de manera integral, la huella turística mundial”.

El coautor de la investigación Ya-Yen Sun, afirma que en la actualidad, es necesario volver a pensar en un turismo que sea “de bajo impacto” para minimizar la huella de carbono que produce.
“Dado que el turismo crecerá más rápido que muchos otros sectores económicos, la comunidad internacional puede considerar su inclusión en el futuro en compromisos climáticos, como el Acuerdo de París, vinculando vuelos internacionales a naciones específicas”, explica al respecto.

“Se podrían implementar impuestos sobre el carbono o esquemas de comercio de carbono, en particular para la aviación, para reducir el crecimiento futuro no controlado de las emisiones relacionadas con el turismo”.

El profesor Manfred Lenzen, participante de la investigación, explicó que esta descubrió que los viajes aéreos son un factor clave en la huella del turismo y que la industria basada en el carbono comprende una proporción cada vez más importante de emisiones de carbono a nivel mundial en tanto que viajar en avión se vuelve algo más asequible.

“Encontramos que la huella de carbono per cápita aumenta fuertemente con el incremento de la riqueza y no parece saciarse a medida que crecen los ingresos”, lamenta Lenzen.

Pero los costes, advierten, podrían ser elevados. “Si volviera de Melbourne al Reino Unido, pagaría al menos $425 dólares adicionales para compensar las emisiones” concluye Lenzen.

Entre 2009 y 2013, la huella de carbono global del turismo aumentó de 3.9 a 4.5 gigatones (Gt) de dióxido de carbono. Cuatro veces más que estimaciones anteriores, lo que representa alrededor del 8 por ciento de las emisiones de gases de efecto invernadero a nivel mundial.

El transporte, las compras y la comida son las contribuciones significativas en el caso del turismo.

University of Sydney.

Facebook Comments

About the Author:

Leave A Comment