El impacto de la “Galaxia Salchicha” o la gran colisión que cambió la Vía Láctea

/, News, Universo/El impacto de la “Galaxia Salchicha” o la gran colisión que cambió la Vía Láctea

El impacto de la “Galaxia Salchicha” o la gran colisión que cambió la Vía Láctea

Un equipo internacional de astrónomos descubrió una antigua y dramática colisión frontal entre la Vía Láctea y un objeto más pequeño, que han bautizado como la galaxia “Salchicha”, en lo que se califica como un accidente cósmico determinante en la historia temprana de nuestra galaxia.

Lee también:

Los increíbles indicios de la Aurora Boreal Mexicana del siglo XIX

Este impacto habría formado tanto el interior como el halo exterior de la Vía Láctea según detallan los investigadores en una nueva serie de artículos.

La idea consiste en que hace alrededor de 8 mil a 10 mil millones de años, una galaxia enana desconocida se estrelló con nuestra propia Vía Láctea. Dicha formación no habría sobrevivido al impacto, se destruyó y ahora sus restos están en nuestro alrededor.

“La colisión hizo trizas a la pequeña galaxia dejando a sus estrellas moviéndose en órbitas muy radiales”, que son largas y estrechas como agujas, explicó Vasily Belokurov de la Universidad de Cambridge y participante en la investigación.

Belokurov dice que los caminos de las estrellas las llevan “muy cerca del centro de nuestra galaxia. Este es un signo revelador de que la galaxia enana entró en una órbita realmente excéntrica y su destino fue sellado”.

Los nuevos artículos publicados en páginas de la revista Monthly Notices of the Royal Astronomical Society, The Astrophysical Journal Letters y arXiv.org destacan las características sobresalientes de este extraordinario evento.

Varios de los trabajos fueron dirigidos por GyuChul Myeong de Cambridge, con datos del satélite Gaia de la Agencia Espacial Europea.

Esta nave espacial ha estado mapeando el contenido estelar de nuestra galaxia, registrando los viajes de las estrellas a medida que se desplazan a través de la Vía Láctea. Gracias a Gaia, los astrónomos ahora conocen las posiciones y las trayectorias de nuestros vecinos celestiales con una precisión sin precedentes.

Los caminos de las estrellas llegadas de la fusión galáctica les valieron el apodo de “la salchicha Gaia”, explicó Wyn Evans Cambridge.

“Tramamos las velocidades de las estrellas, y la forma de la salchicha simplemente saltó. Cuando la galaxia más pequeña se separó, sus estrellas fueron arrojadas a órbitas muy radiales. Estas estrellas son lo que queda de la última gran fusión de la Vía Láctea. “

La Vía Láctea continúa chocando con otras galaxias, como la endeble galaxia enana de Sagitario. Sin embargo, la galaxia Salchicha era mucho más masiva. Su masa total en gas, estrellas y materia oscura era más de 10 mil millones de veces la masa de nuestro sol.

Cuando se estrelló contra la joven Vía Láctea, su trayectoria penetrante causó mucho caos. El disco de la Vía Láctea probablemente estaba hinchado o incluso fracturado después del impacto y habría necesitado volver a crecer.

Pero los restos de salchichas se esparcieron por todas las partes internas de la Vía Láctea, y crearon el “bulto” en el centro de la galaxia y el “halo estelar” circundante.

Las evidencias de esta “remodelación galáctica” pueden verse en las trayectorias de las estrellas “heredadas” de la galaxia enana.

Alis Deason, de la Universidad de Durham y otro de los autores de la investigación explica: “Las estrellas de la Salchicha giran a la misma distancia del centro de la galaxia. Estos giros en forma de U causan que la densidad del halo estelar de la Vía Láctea disminuya drásticamente en los lugares en que las estrellas cambian de dirección”.

La investigación también logró identificar por lo menos ocho grandes cúmulos globulares, grupos de estrellas muy juntas en grupos de forma esférica, que fueron traídos a la Vía Láctea por la galaxia de la Salchicha.

Generalmente, las galaxias pequeñas no tienen cúmulos globulares propios, lo que significa que la Salchicha debió de ser lo suficientemente grande como para poseer toda una colección de estas densas agrupaciones estelares.

“Aunque ha habido muchas galaxias satélites cayendo sobre la Vía Láctea a lo largo de su existencia -explica por su parte Sergey Koposov, de la Universidad Carnegie Mellon – esta fue, sin duda, la más grande de todas”.

La investigación se fundamenta en cinco artículos científicos.

Con información de Simons Foundation.

Facebook Comments
By | 2018-07-04T23:52:30+00:00 julio 5th, 2018|Astronomía, News, Universo|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment