NASA analiza el daño provocado por huracanes en bosques de Puerto Rico

/, Huracanes, News/NASA analiza el daño provocado por huracanes en bosques de Puerto Rico

NASA analiza el daño provocado por huracanes en bosques de Puerto Rico

En septiembre de 2017, el huracán María atravesó Puerto Rico con vientos de hasta 250 kilómetros por hora y lluvias torrenciales que inundaron ciudades, destruyeron redes de comunicaciones así como la red eléctrica.

Lee también:

El huracán María provocó miles de muertes, 70 veces más que la cifra oficial

En el caso de las montañas centrales de la isla y el lado noreste, el huracán desató su furia en tanto que los fuertes vientos deshojaron por completo los bosques tropicales en donde se rompieron y arrancaron árboles. Además, las lluvias provocaron grandes deslizamientos de tierra sobre franjas de laderas empinadas.

Por ello, en abril de este año, un equipo de científicos de la NASA viajó a las costas del país con instrumentos especiales para estudiar los daños provocados por el huracán a los bosques de la isla.

“Desde el aire, el alcance de los daños del huracán fue sorprendente”, explicó Bruce Cook, quien dirigió la observación. “Las densas marquesinas entrelazadas que cubrían la isla antes de la tormenta se redujeron a una maraña de árboles caídos y sobrevivientes aislados, despojados de sus ramas”.

Así, mediante un instrumento aerotransportado llamado G-LiHT, los investigadores recolectaron múltiples mediciones de los bosques en toda la isla, incluidas fotografías de alta resolución, temperaturas de la superficie, las alturas y la estructura de la vegetación.

Pero este mismo equipo ya había volado en busca de las mismas pistas en la primavera de 2017, meses antes de que el huracán tocara a la isla, como parte de una investigación sobre reforestación en tierras agrícolas abandonadas.

La comparación de antes y después muestra que los bosques de toda la isla aún se tambalean por el impacto del huracán.

Con las mediciones, los científicos determinaron que el daño es palpable. Los árboles de bosques cerca de la ciudad de Arecibo en el lado norte de la isla se perdieron en un 60%. En el noreste, en las laderas del Bosque Nacional El Yunque, el huracán cortó los bosques, reduciendo su altura promedio en un tercio.

A través de su página de internet la NASA precisó que los datos de G-LiHT no solo se utilizan para capturar la condición de los bosques de la isla; sino que es una herramienta de investigación importante para los científicos que están rastreando cómo los bosques están cambiando a medida que se recuperan de un evento tan importante.

“María presionó el botón de reinicio en muchos de los diferentes procesos que desarrollan los bosques a lo largo del tiempo”, afirma Doug Morton, participante en la expedición. “Ahora estamos observando muchos de esos procesos en velocidades de avance rápido a medida que grandes áreas de la isla se están recuperando, con árboles sobrevivientes y nuevas plántulas disfrutando de la luz solar completa”.

“Solo siete meses después de la tormenta, los árboles supervivientes están limpiando nuevas hojas y ramas nuevas para recuperar su capacidad de capturar la luz solar mediante la fotosíntesis”, dijo Morton, al tiempo que señaló que la supervivencia de los árboles dañados en los próximos años es una pregunta abierta .

Si bien es difícil evaluar las coronas de los árboles en detalle desde el suelo, desde el aire, el instrumento lidar de G-LiHT logró derivar la forma y la estructura de todos los árboles en su trayectoria de vuelo.

La expedición aerotransportada en Puerto Rico fue lo suficientemente amplia como para proporcionar información sobre la estructura y la composición del dosel total del bosque, abriendo una gama de posibilidades de investigación.

“Las tormentas severas como María favorecerán a algunas especies y destruirán otras”, dijo María Uriarte, participante en la investigación. Los científicos continuarán investigando para averiguar por qué algunas áreas resultaron más afectadas que otras y qué especies se ven más afectadas en toda la isla.

Con información de la NASA.

En la imagen, el antes y el después de un área de bosque en Puerto Rico (NASA).

Facebook Comments
By | 2018-07-13T00:19:43+00:00 julio 13th, 2018|Ecología & Medio Ambiente, Huracanes, News|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment