abril 29, 2017

“El Niño” tiene probabilidad del 50 y el 60 % para desarrollarse este año

elnino

Según el último Boletín El Niño/La Niña Hoy de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), la probabilidad de que se desarrolle un episodio de El Niño a mediados o finales de 2017 se sitúa entre el 50 y el 60%.

El Niño/Oscilación del Sur (ENOS) es un fenómeno natural caracterizado por la fluctuación de las temperaturas del océano en las partes central y oriental del Pacífico ecuatorial, asociada a cambios en la atmósfera. Este fenómeno tiene una gran influencia en las condiciones climáticas de numerosas partes del mundo y ocasiona un calentamiento de las temperaturas del aire a escala mundial.

Tras registrarse en la segunda mitad de 2016 valores que se situaban en el límite que separa unas condiciones frías-neutras de las características de un episodio débil de La Niña, las temperaturas de la superficie del mar y la mayoría de las variables atmosféricas volvieron a unos niveles más neutros (en términos del ENOS) en enero de 2017, que continúan hasta la fecha.

Sin embargo, en febrero y marzo, las temperaturas de la superficie del mar en el extremo oriental del Pacífico tropical se situaron 2,0 °C o más por encima de la media, lo que dio lugar a lluvias de gran intensidad y a un marcado debilitamiento de los vientos alisios desde las islas Galápagos hasta las costas del Ecuador y del Perú. Este calentamiento localizado —que en el Perú se denomina “El Niño costero”— es diferente del más conocido patrón de calentamiento llamado El Niño, pero sus efectos en las zonas afectadas fueron igual de importantes.

Muchos de los modelos climáticos considerados apuntan a la persistencia de condiciones neutras en toda la cuenca hasta junio de 2017. En la segunda mitad del año, el desarrollo de un episodio de El Niño es más probable que la continuación de condiciones neutras. De acuerdo con el Boletín El Niño/La Niña Hoy, que es un producto consensuado en el que se tienen en cuenta las aportaciones de centros de referencia de todo el mundo que observan y formulan pronósticos sobre este fenómeno, y las opiniones de los expertos sobre los resultados de los modelos climáticos, la aparición de un episodio de La Niña es altamente improbable.

Conviene tener presente que el grado de certidumbre de las predicciones relativas al ENOS para la segunda mitad del año realizadas antes de mayo o junio suele ser menor que los pronósticos que se emiten en fechas posteriores del año.

“Todavía están frescos los recuerdos del intenso episodio de El Niño de 2015/2016, que vino acompañado de sequías, inundaciones y decoloración coralina en varias zonas del mundo y que, sumado al cambio climático a largo plazo, hizo que las temperaturas mundiales aumentasen hasta alcanzar máximos históricos tanto en 2015 como en 2016”, declaró Maxx Dilley, director de la Oficina de predicción del clima y de adaptación al cambio climático de la OMM.

“La exactitud de las predicciones sobre el episodio más reciente de El Niño salvaron incontables vidas. Nuestra capacidad notablemente mejorada para pronosticar episodios de El Niño y La Niña contribuye al bien público y es esencial para los sectores agrícola y de seguridad alimentaria, para la gestión de los recursos hídricos y la salud pública, así como para la reducción de riesgos de desastre”, señaló el señor Dilley.

Las consecuencias climáticas a escala regional de cada episodio de El Niño nunca son exactamente iguales: dependen de la intensidad del episodio, la época del año en que se produce y la interacción con otras condiciones climáticas.

También es importante tener en cuenta que El Niño y La Niña no son los únicos factores que condicionan las características climáticas a escala mundial. Por ejemplo, se sabe que la temperatura de la superficie del océano Índico, del sureste del Pacífico y del Atlántico tropical influyen en el clima de las zonas terrestres adyacentes.

Seguirá vigilándose atentamente la evolución del fenómeno ENOS. Durante los próximos meses los expertos en predicción climática suministrarán periódicamente interpretaciones más detalladas de las variaciones climáticas a nivel regional, que difundirán los Centros Regionales sobre el Clima de la OMM y los Servicios Meteorológicos e Hidrológicos Nacionales.

OMM

SkyAlert Storm

abril 28, 2017

Futuro sostenible en sin basura espacial

esabasurae

Con más de 750,000 residuos orbitando peligrosamente nuestro planeta, urge coordinar la toma de medidas a nivel internacional para garantizar la sostenibilidad a largo plazo de los vuelos espaciales. Esta ha sido la principal conclusión de la mayor conferencia sobre basura espacial celebrada hasta la fecha en Europa.

“Necesitamos una solución coordinada y global para algo que, al fin y al cabo, es un problema mundial que afecta a satélites clave que nos brindan servicios a todos”, afirmó Brigitte Zypries, Ministra Federal de Economía y Energía de Alemania, durante la rueda de prensa que tuvo lugar el último de la conferencia, celebrada en Darmstadt.

El director general de la ESA, Jan Woerner, apeló a las partes interesadas a mantener el entorno orbital de la Tierra lo más limpio posible. Para lograrlo, será fundamental desarrollar e implementar el programa Conocimiento del Medio Espacial (SSA) de la ESA tal y como se decidió en el último consejo ministerial de 2016.

Además, la ministra declaró: “Para poder poner en marcha servicios innovadores para los ciudadanos y seguir desarrollando actividades espaciales en el futuro, debemos cooperar ya para garantizar unos vuelos económicamente vitales. Debemos apoyar el sueño de la exploración en el futuro”.

El llamamiento a la acción internacional se produjo el último día de la Conferencia Europea sobre Basura Espacial, que reunió a más de 350 participantes procedentes del ámbito de las ciencias, las instituciones académicas, la industria y las agencias espaciales de todo el mundo en el centro de control de misiones de la ESA, sede de la Oficina de Desechos Espaciales y el programa SSA.

Los resultados de la semana de reuniones se presentaron a los medios ante la ministra Zypries, que también es la coordinadora aeroespacial alemana, y ante el director general Woerner por parte de gerentes de la ESA y representantes de las agencias espaciales nacionales de Italia, Alemania y Reino Unido, así como el Comité de Investigaciones Espaciales y la Academia Internacional de Astronáutica.

Se mostraron los últimos resultados de la investigación sobre desechos, especialmente la retirada de satélites y etapas de cohetes obsoletos, así como los desafíos aún inciertos que plantean las megaconstelaciones de satélites que se plantean los operadores comerciales.

“Tan solo el 60% de los satélites que, en virtud de las directrices actuales, deberían eliminarse al final de sus misiones se gestionan correctamente en la práctica”, apuntó Holger Krag, director de la Oficina de Desechos Espaciales de la ESA.

Los investigadores también subrayaron la necesidad acuciante de sacar de órbita los satélites fuera de servicio, antes que se desintegren y generen aún más residuos.

Como explicó el doctor Krag: “Esto implica desarrollar urgentemente medios para eliminar correctamente estos desechos, a un ritmo de retirada de órbita de unos diez grandes satélites por año, comenzando cuanto antes, ya que de retrasarnos la eficacia sería mucho menor”.

Desde 1957, más de 5.250 lanzamientos han llevado a una población de más de 23.000 objetos de desecho detectados en órbita. Tan solo existen unos 1.200 satélites en funcionamiento, el resto son basura y no tienen finalidad alguna.

Muchos de los satélites abandonados han explotado o se han desintegrado, generando unos 750.000 fragmentos de más de 1 cm y unos 166 millones de menos de 1 mm de diámetro.

“En órbita, estos objetos presentan unas velocidades relativas tremendas, mayores que las producidas al disparar una bala, y pueden dañar o destruir infraestructuras espaciales en funcionamiento, como satélites de telecomunicaciones, meteorología, navegación, retransmisión o vigilancia climática de importancia vital”, explicó el doctor Krag.

Lanzado en 2009, el programa SSA desarrolla software, tecnologías y sistemas precursores para probar una red de vigilancia totalmente europea que garantice la independencia de los datos sobre infraestructuras espaciales.

Además, la Agencia está desarrollando nuevas tecnologías dentro de la iniciativa Espacio Limpio, que promete una reducción significativa en la generación de contaminación espacial en todas las fases de las actividades espaciales.

Como apuntó el doctor Krag: “La basura espacial amenaza a todos los satélites en funcionamiento, incluyendo los satélites europeos Sentinel y la constelación Galileo, y la pérdida de cualquier infraestructura espacial afectaría gravemente a la sociedad moderna”.

“Una y otra vez se ha demostrado que el uso sostenible del espacio está en peligro y es evidente que la situación actual ya no resulta aceptable. Tenemos que empezar cuanto antes a eliminar los satélites fuera de servicio”.

ESA

SkyAlert

abril 27, 2017

A 30 años del desastre de Chernóbil

chern

Ayer, 26 de abril, se cumplieron 31 años del peor accidente nuclear de la historia y Naciones Unidas, por primera vez, conmemoró el Día Internacional de Recordación de ese desastre.

La explosión en la central nuclear de la localidad ucraniana de Chernóbil, propagó una nube radioactiva en gran parte de lo que fue la Unión Soviética y que ahora son los territorios de Belarús, Ucrania y la Federación de Rusia.

Casi 8.4 millones de personas en los tres países fueron expuestas a la radiación.

La conmemoración, establecida por la Asamblea General de la ONU el pasado año, constituye un recordatorio sobre los peligros derivados de los accidentes nucleares y la necesidad de fortalecer la cooperación internacional para mitigar las consecuencias a largo plazo del accidente de Chernóbil.

En la sede de la ONU, la Misión de Belarús inauguró este miércoles una exhibición fotográfica que permite apreciar los esfuerzos de ese país, otros Estados afectados, y la comunidad internacional, para mitigar los efectos del accidente.

Desde la ocurrencia del desastre en 1986, las agencias del sistema de la ONU y otras organizaciones han realizado más de 230 proyectos asociados a la atención de las víctimas.

ONU

SkyAlert

abril 26, 2017

Cada vez más cerca el final de la nave espacial Cassini

casss

Tras casi 13 años orbitando Saturno, la misión internacional Cassini-Huygens está a punto de abrir su último capítulo: la nave se irá sumergiendo cada vez más entre el planeta y sus anillos para finalizar con un espectacular descenso en picado hacia la atmósfera del planeta el día 15 de septiembre.

El 22 de abril, Cassini efectuó con éxito su 127º y último sobrevuelo de la mayor luna saturniana, Titán.

Esta maniobra permitió orientar la nave hacia la trayectoria de su Gran Final: una serie de 22 órbitas, de una semana cada una, que la acercarán al planeta y en las que irá atravesando sus anillos internos y su alta atmósfera. Hoy 26 de abril cruzará por primera vez el plano de los anillos.

Con las repetidas inmersiones en esta región inexplorada, la misión concluirá su viaje en el que ha recopilado datos sin precedentes para responder a cuestiones fundamentales sobre el origen de Saturno y su sistema de anillos.

En 1997, la nave Cassini-Huygens comenzó un viaje de siete años a través del Sistema Solar, llegando a Saturno en julio de 2004. Algunos meses después, el orbitador Cassini liberó la sonda Huygens de la ESA, que aterrizó en Titán el 14 de enero de 2005: era la primera vez que se aterrizaba en el Sistema Solar exterior.

La misión ha contribuido enormemente a nuestra comprensión del entorno saturniano, incluyendo el sistema de anillos y lunas del planeta gigante.

Al combinar los datos recogidos por Huygens sobre el terreno y las observaciones realizadas por Cassini durante sus sobrevuelos de Titán, la misión reveló los procesos atmosféricos de esta luna y su evolución estacional, así como la morfología de su superficie y su estructura interna, que podría incluir un océano de agua líquida.

Envuelta en una densa atmósfera de nitrógeno y cubierta en parte por lagos y ríos, Titán presenta un ciclo meteorológico e hidrológico con interesantes parecidos a los de la Tierra. No obstante, las diferencias son importantes: el componente clave de Titán no es el agua, como en nuestro planeta, sino el metano, y la temperatura es muy baja, de unos -180 °C en la superficie.

A lo largo de sus 13 años de misión, Cassini ha cubierto aproximadamente la mitad de la órbita de Saturno, dado que el planeta tarda 29 años en dar una vuelta al Sol. Así, la nave ha sido testigo de dos estaciones en Titán, un objeto que puede brindarnos valiosa información sobre el pasado y el futuro de la Tierra.

Otro de los hitos de Cassini fue la detección de una columna de vapor de agua y materia orgánica que expulsaban al espacio una serie de fracturas calientes cerca del polo sur de la luna helada de Saturno, Encélado. Estos chorros salinos indican la presencia de un mar subterráneo de agua líquida pocos kilómetros bajo la superficie helada de esta luna, como confirmaron las mediciones de gravedad y rotación.

Un reciente análisis de los datos recopilados durante los sobrevuelos de Encélado con el Espectrómetro de Masas para Iones y Partículas Neutras (INMS) también reveló la presencia de gas de hidrógeno en la columna, sugiriendo que las rocas podrían reaccionar con el agua cálida del fondo marino del océano subterráneo de esta luna. Esta actividad hidrotermal podría suponer una fuente de energía química para la vida, facilitando procesos biológicos no fotosintéticos similares a lo que se encuentran cerca de las fuentes hidrotermales en el fondo oceánico terrestre y que apuntarían a una potencial habitabilidad del océano de Encélado.

Después de más de una década de revolucionarios descubrimientos, Cassini ahora se acerca a su final. Le queda poco combustible para corregir su trayectoria, por lo que se decidió cerrar la misión haciendo que se precipitara en la atmósfera saturniana el día 15 de septiembre de este año. Durante el proceso, Cassini se desintegrará, cumpliendo los requisitos de protección planetaria para evitar la posible contaminación de las lunas saturnianas que podrían albergar condiciones aptas para la vida.

El Gran Final no solo constituye una forma espectacular de acabar esta extraordinaria misión, también proporcionará multitud de datos científicos únicos que no se habían podido recopilar durante las fases previas de la misión. Hasta ahora, Cassini no se había aventurado en la zona entre Saturno y sus anillos, por lo que las nuevas órbitas casi pueden considerarse una nueva misión.

Estas órbitas cercanas se realizarán con una inclinación de 63 grados respecto al ecuador saturniano y ofrecerán observaciones de los anillos interiores y las nubes del planeta con una resolución nunca antes alcanzada. Las órbitas también permitirán examinar in situ el material de los anillos y el entorno de plasma de Saturno.

Con su investigación radiocientífica, Cassini medirá el campo gravitacional de Saturno a tan solo 3.000 km de sus capas superiores de nubes, mejorando sustancialmente los actuales modelos de la estructura interna del planeta y los vientos de su atmósfera. Los científicos esperan que los nuevos datos también les permitan desentrañar la gravedad del planeta a partir de la minúscula atracción ejercida en la nave por los anillos, calculando así la masa total de los anillos con una precisión inaudita. Las estaciones terrestres de la ESA en Argentina y Australia ayudarán a recibir los datos científicos de radio de Cassini, ofreciendo una serie de 22 pases de seguimiento durante su Gran Final.

Las órbitas del Gran Final también permitirán examinar el campo magnético de Saturno a muy poca distancia. Observaciones anteriores han mostrado que el campo magnético es menor de lo esperado, con el eje magnético sorprendentemente bien alineado con la rotación del planeta. Los nuevos datos recopilados por el magnetómetro de Cassini arrojarán luz sobre los motivos de esto y sobre la ubicación de las fuentes del campo magnético, o bien si algo en la atmósfera saturniana ha impedido hasta ahora detectar correctamente su verdadero campo magnético.

Mientras atraviesa el plano de los anillos, el Analizador de Polvo Cósmico de Cassini estudiará la composición de las partículas de polvo de distintas partes del sistema de anillos, mientras que el Espectrómetro de Masas para Iones y Partículas Neutras sondeará las capas de la atmósfera superior de Saturno para analizar las moléculas que escapan de la atmósfera y las moléculas de agua procedentes de los anillos.

ESA

SkyAlert

abril 25, 2017

Cambio climático es un problema ético y político: investigadores UNAM

climate-drought-tree_13081_600x450

El cambio climático es un problema ético y político, no sólo es un asunto ambiental y físico de la naturaleza, advirtió Cecilia Conde Álvarez, investigadora del Centro de Ciencias de la Atmósfera (CCA) de la UNAM.

Al participar en los Foros Universitarios “La UNAM y los Desafíos de la Nación”, la también integrante del Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC, que en 2007 obtuvo el Premio Nobel de la Paz junto con el exvicepresidente de Estados Unidos Al Gore) señaló que ese fenómeno es resultado directo de las actividades humanas y son éstas la que deben adaptarse a las nuevas condiciones y limitar su avance.

En el auditorio Francisco Díaz Covarrubias del Instituto de Geografía, alertó sobre que las sociedades necesitamos aumentar la capacidad de adaptación ante el cambio climático, el cual, además de producirse por la generación de gases de efecto invernadero (ocasionados por el transporte y la industria), aumenta por el cambio de uso del suelo, que disminuye la absorción de carbono y reduce la cobertura vegetal.

Para afrontar este problema de alcance global y matices locales, Conde Álvarez propuso trabajar en torno a la “justicia climática” para la toma de decisiones internacionales; es decir, además de argumentos científicos y técnicos, involucrar a científicos sociales en la discusión mundial.

En su oportunidad, Francisco Estrada Porrúa, también del CCA, comentó que existe un desfase al trasladar el tema del cambio climático al ámbito económico para medir sus alcances financieros, pues los costos estimados no corresponden a su dimensión real.

El economista subrayó que hay un problema de traducción, pues están pobremente representados los impactos económicos por eventos extremos y catástrofes climáticas.

“El climático es un inconveniente muy humano, pues el fenómeno es dominantemente antropogénico”, abundó. Sin embargo, el peso económico que se le otorga está muy por debajo de la gravedad del problema.

Aunque México es muy vulnerable a este fenómeno, existe poca inversión en ciencia y tecnología para aumentar la investigación en el área, remarcó.

Por su parte, Amparo Martínez Arroyo, directora general del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC), recordó que cuanto más perturbemos el clima, los impactos serán más severos, penetrantes e irreversibles.

Pero también mencionó que contamos con los medios para controlar esos impactos. “La idea del INECC es fomentar la ciencia para tomar decisiones”. Organismos internacionales como el IPCC han logrado ser verdaderos puentes entre la ciencia y la política de alcance mundial.

Matilde Rusticucci, investigadora de la Universidad de Buenos Aires, Argentina e integrante del IPCC, expuso que el cambio climático ya ha sucedido, pues en 2016 hubo un récord histórico de aumento de temperatura. “Fue el año más caliente desde que se mide, con 1.1 grados por encima de la era preindustrial”. Antes, el aumento gradual era de 0.85 grados, pero desde hace 50 años hay un aumento sostenido en el tiempo.

“Ese fenómeno es inequívoco e irreversible a escala humana; también ocasiona cambios en las lluvias, que en un promedio global disminuyen más de lo que aumentan, pero también hay más eventos extremos en el planeta, como sequías, inundaciones y temperaturas máximas más elevadas”, concluyó.

DGCS-UNAM

SkyAlert Storm

abril 22, 2017

Día internacional de la Madre Tierra

tierra

Celebramos el Día Internacional de la Madre Tierra para recordar que el planeta y sus ecosistemas nos dan la vida y el sustento.

Con esta celebración admitimos la responsabilidad colectiva, como nos recordaba la Declaración de Río de 1992, de fomentar la harmonía con la naturaleza y la Madre Tierra para alcanzar el equilibrio justo entre las necesidades económicas, sociales y medioambientales de las generaciones presentes y futuras.

Este día nos brinda la oportunidad de concienciar a todos los habitantes del planeta acerca de los problemas que afectan a la Tierra y a las diferentes formas de vida que en él se desarrollan.

En 2017, la campaña se denomina "Alfabetización medioambiental y climática».

La educación constituye los cimientos del progreso. Necesitamos que la ciudadanía mundial conozca los conceptos sobre el cambio climático y sea consciente de la amenaza sin precedentes para el planeta. El conocimiento nos empoderará a todos y nos llevará a tomar medidas para defender el medio ambiente.

La alfabetización medioambiental y climática no es solo el motor que genera votantes concienciados por las cuestiones ecológicas y promueve legislación en este ámbito, sino que también acelera el desarrollo de tecnologías y empleos respetuosos con el medio ambiente.

ONU
SkyAlert Storm